Sobre Convulsiones Latinoamericanas

Se encuentran en diversos sitios del actual continente americano, como la primavera Tiahuanacu, por ejemplo, que existió en el mismo paraje y debajo de otras dos, floreciendo la más moderna de todas hace 16500 años, lo que esa para su antepasada más lejana unidad que es difícil de imaginar por lo remota; las estatuas y los muros de la isla de Pascua, resto, esto última, de una inmensa superficie sumergida que se extendió en otro tiempo, dominando las aguas del Pacífico, hasta extremos que ignoramos; las grutas habitaciones de casas grandes, en Chihuahua, verdaderas poblaciones ocultas dentro de enormes grutas, muchas de cuyas gradas fueron trabajadas en la boca arriba y otras construidas con piedras o adobe, obedeciendo a perfectos planes de arquitectura; y, por fin,las extrañas ciudades de llallagua y de Loja, también en México, excavadas en una masa de roca de estratificación vertical. No es improbable que alguno o algunos de los cataclismos geológicos que en distintas ocasiones han trastornado la superficie del planeta, haciendo variar la fisionomía de sus continentes, igualmente terminado con esos remotisimos centros reveladores de una cultura humana, y con otros anteriores aun, hundiendo bajo las aguas muchas ciudades y derribando otras donde la acción de los mares no alcanzará; siendo entonces muchas de las ruinas que hoy observamos la consecuencia natural de tales convulsiones.

Alejandro Sorondo.

Ciudades y Civilizaciones Prehistóricas de América, Un Santuario Megalítico.

Sin datos de impresión.

Proyecto Declarado de Interés Cultural por el Concejo Deliberante de Tandil

Pin It on Pinterest

Share This